Página 138 - Suplemento 16 Congreso Argentino de Neurología

Versión de HTML Básico

izquierda. Simultáneamente, se intensifica la cefalea y agrega meningismo. Se realizó tomografía
de encéfalo y punción lumbar con resultados normales. La RM de encéfalo con gadolinio evidenció
refuerzo paquimeníngeo a predominio basal y bitemporal. El resto de los estudios
complementarios fueron normales, excluyendo etiologías infecciosa, sistémica y neoplásica. Inició
tratamiento con corticoides, con buena respuesta clínica de la cefalea, sin mejoría de los pares
craneales. Actualmente continúa bajo seguimiento.
Conclusiones:
Presentamos este caso con el fin de tener el diagnóstico de PHI en aquellos
pacientes con cefalea intratable, cuyos estudios complementarios no arrojan una clara etiología.
La importancia de esta entidad es el diagnóstico a tiempo, a fin de prevenir la afectación secuelar
de pares craneales.
172- SÍNDROME DEL VÉRTICE ORBITARIO BILATERAL: UN DESAFÍO DIAGNÓSTICO
Hospital General de Agudos T. Álvarez, CABA
Kurtz, V; Lopez, J I; Crespo, J, Pérez García, J; Lagger, I; Knorre, E.
Introducción y objetivos:
El síndrome del vértice orbitario (SVO) es una entidad poco frecuente y
consiste en un conjunto de signos y síntomas secundarios a daño en las estructuras nerviosas que
emergen en el vértice de la órbita a través de la fisura orbitaria superior y el foramen óptico. Los
pares craneales afectados son los oculomotores (III, IV, VI) y el nervio óptico. Reportar un caso de
un paciente con SVO bilateral y describir características clínicas e imagenológicas y estudiar
etiologías probables.
Material y Métodos:
Análisis descriptivo de un paciente asistido por el servicio de Neurología de
un Hospital General en 2015.
Resultados:
Paciente de 48 años con antecedentes de hipertensión arterial, adenocarcinoma de
próstata con metástasis óseas múltiples confirmadas por centellograma óseo y celulitis
periorbitaria con buena evolución. Consultó por proptosis, disminución de la agudeza visual,
limitación y dolor a la movilización ocular y edema de papila bilaterales. Se realizó tomografía
computada (TC) de encéfalo con cortes para órbita que evidencia engrosamiento de la trama ósea
difusa a nivel del vértice orbitario y proptosis biorbitaria, a predominio derecho, con aumento de
la densidad de tejidos blandos circundantes. Se solicitó resonancia magnética con gadolinio y
angiorresonancia con tiempo venoso en la que se observan con mayor definición los hallazgos de
TC, sin alteraciones a nivel vascular. Se realizó interconsulta con Oftalmología que indicó cirugía
descompresiva y toma de biopsia ante la sospecha etiológica de secundarismo óseo. La principal
sospecha etiológica fue secundarismo óseo, acorde a los antecedentes.
Conclusiones:
El diagnóstico de SVO es esencialmente clínico y los estudios complementarios
deben estar orientados a la búsqueda de la etiología, debiendo descartar otros síndromes
similares, tales como síndrome de seno cavernoso y síndrome de fisura orbitaria superior. Es