Página 149 - Suplemento 16 Congreso Argentino de Neurología

Versión de HTML Básico

Bestoso JS, Ciancaglini L, Stefani CV, Azcona CL, Contartese ML, Pappolla A, Rojas JI, Bauso DJ.
Introducción y objetivos:
El espasmo hemifacial (EH) es una contracción involuntaria, intermitente
y clónica irregular de los músculos inervados por el nervio facial. Se ha atribuido con mayor
frecuencia a la existencia de un contacto directo entre el nervio facial y una estructura anatómica
ectópica u otro proceso patológico, si bien no ha podido ser demostrado en todos los pacientes.
Objetivo: Evaluar eventuales diferencias clínicas entre pacientes con HE con y sin conflicto
neurovascular (CNV+, CNV-) y su respuesta terapéutica a la infiltración con toxina botulínica tipo A
(onabotulinumtoxinA) (TxBo).
Material y Métodos:
Se incluyeron todos los pacientes con EH que recibieron tratamiento con
TxBo en nuestra sección en el periodo 2015-2016. Se evaluaron edad, sexo, tiempo de evolución,
severidad, unidades de TxBo, duración del efecto y complicaciones postinfiltración
Resultados:
Pacientes con EH tratados con TxBo: 39; CNV-:19; CNV+: 20. Edad promedio (años):
CNV-: 64.2±13 vs CNV+: 63±16 (p0.79). Sexo femenino: CNV-: 66,6% vs CNV+: 66,6% (p0.68).
Tiempo de evolución (años): CNV-: 9,4±7 vs CNV+: 5.4±4.6 (p0.04). Severidad (escala Martí-
Tolosa): CNV-: 15.3±4.5 vs CNV+: 16.9±5.2 (p0.32). Unidades TxBo: CNV: 36.8±6 vs CNV+: 33.3±7.2
(p0.1). Duración del efecto (meses): CNV-: 4±1.6 vs CNV+: 4.2±2.5 (p0.84). Infiltraciones anuales:
CNV-: 2±1 vs CNV+: 2.2±1.2 (p0.61). Efectos adversos: 48% vs 52% (p0.21).
Conclusiones:
En nuestro grupo de pacientes no existieron diferencias demográficas o clínicas
significativas entre los EH CNV+ y CNV-, salvo en el tiempo de evolución hasta llegar al
tratamiento. El efecto de la TxBo, su dosis, su duración y la tasa de efectos adversos no difirió en
ambos grupos. Nuestros datos sugieren que el abordaje terapéutico con TxBo no debe diferir de
acuerdo a la presencia o no de CNV.
186-¿CUÁNTO NOS EQUIVOCAMOS AL DIAGNOSTICAR MOVIMIENTOS ANORMALES?
1. Neurología, Sección de Movimientos Anormales, Hospital J.M. Ramos Mejia, Centro
Universitario de Neurología, Universidad de Buenos Aires, CABA, Buenos Aires, Argentina.
Rosales J.1, Larripa N.1, Del Carpio C.1, Rodríguez-Quiroga S.1, Assante L.1, Cassen J.1, Arakaki T.1,
Garretto N.1
Introducción y objetivos:
Los movimientos anormales son un motivo de consulta frecuente en la
práctica diaria. Su diagnóstico final debe iniciarse con una correcta interpretación de los signos y
síntomas que presenta el paciente. Como todo proceso diagnóstico es pasible de error. Nuestro
objetivo fue analizar el error diagnóstico en un consultorio de Movimientos Anormales en un
hospital público de la Ciudad de Buenos Aires.
Material y Métodos:
Revisamos historias clínicas de pacientes evaluados en el consultorio de
Trastornos del Movimiento desde enero 2010 hasta noviembre 2015. Los pacientes con menos de
un año de seguimiento fueron excluidos. Analizamos: sexo, edad, diagnóstico inicial realizado en