Página 17 - Suplemento 16 Congreso Argentino de Neurología

Versión de HTML Básico

21- CARACTERÍSTICAS DEL LÍQUIDO CEFALORRAQUÍDEO EN EL SÍNDROME CLÍNICO AISLADO:
¿NOS AYUDA A DIFERENCIAR ESCLEROSIS MÚLTIPLE DE NEUROMIELITIS ÓPTICA?
1-Departamento de Neurociencias, Unidad de Neuroinmunología. Hospital Alemán, Buenos Aires,
Argentina. 2-División Neurología. Hospital de Clínicas José de San Martín, Buenos Aires, Argentina.
3- Servicio de Neurología. Hospital Carlos G. Durand, Buenos Aires, Argentina. 4- Servicio de
Neurología. Hospital Teodoro Álvarez, Buenos Aires, Argentina.
Carnero Contentti E1, Tkachuk V2, Hryb JP3, Celso J4, López PA1, Fernández C1, Chiganer E3,
Morales S3, Gómez A3, Di Pace JL3, Lessa C3, Perassolo M3
Introducción y objetivos:
Durante la primera manifestación de un evento desmielinzante (CIS) se
puede observar una superposición de signos y síntomas entre esclerosis de múltiple (EM)/CIS alto
riesgo (CISa) y neuromielitis óptica (NMO). Por lo tanto, el estudio del líquido cefalorraquídeo
(LCR) podría ser útil para diferenciar ambas patologías. Objetivos: comparar las características del
LCR y el pronóstico de pacientes con CIS que se llegó al diagnóstico definido de CISa/EM o NMO.
Material y Métodos:
Se revisaron en forma retrospectiva 55 historias clínicas de pacientes con
diagnóstico de EM/CISa (n= 29) o NMO (n=26). Se recolectaron datos demográficos, clínicos,
paraclínicos, EDSS inicial y en la última visita y el LCR de pacientes con EM/CISa y NMO para ser
comparados. Las bandas oligoclonales (BOC) fueron realizadas por isoelectroenfoque en todos los
pacientes.
Resultados:
Edad de inicio fue similar en ambos grupos. La manifestación clínica inicial más
frecuente fue mielitis para EM/CISa (41.3% vs 23.08%, p=0,16) y para NMO fue neuritis óptica
(69.23% vs 24.13, p=0,001). Anticuerpos aquaporina-4 (AQP4-ab) fueron positivos en NMO en
57.69% (no realizados en 3) y fueron negativos en los 8 pacientes realizados con EM/CISa (p=0,02).
Datos sobre el LCR fueron obtenidos durante el primer de día del brote en 86.4%. Las BOC en LCR
fueron positivas en 93.11% de EM/CISa vs 19.23% en NMO (p<0,0001). No encontramos
diferencias significativas en el conteo de células, proteinorraquia y L-lactato en el LCR. Asimismo,
no observamos diferencias estadísticas en sexo, edad, recaídas ni EDSS en la última visita. Sin
embargo, EDSS ?3 al inicio se asoció a NMO (p=0,001).
Conclusiones:
Las BOC continúan siendo un elemento fundamental para diferenciar a la EM/CISa
de NMO. Sin embargo, estas pueden estar presentes en ~20% de NMO. Los brotes en NMO al
inicio se asociaron a mayor discapacidad. Mayor número de pacientes son necesarios para
confirmar estos datos
22- UTILIDAD DIAGNÓSTICA DE LA DETERMINACIÓN SISTEMÁTICA DE LOS ANTICUERPOS ANTI-
AQUAPORINA-4 EN EL SINDROME CLINICO AISLADO: PRIMER EVENTO DE NEURITIS OPTICA
INMUNOMEDIADA
1- Servicio de Neurología, Consultorio de Neuroinmunología Clínica. Hospital Carlos G. Durand,
Buenos Aires, Argentina. 2- Sección Neuro-oftalmología. Hospital Pedro Lagleyze, Buenos Aires,
Argentina. 3- Servicio de Neurología. Hospital Teodoro Álvarez, Buenos Aires, Argentina.