Página 189 - Suplemento 16 Congreso Argentino de Neurología

Versión de HTML Básico

vs 81±13 mm Hg; p 0.0001) y PP (78±23 vs 63±21 mm Hg; p 0.0001) al ingreso y mayor uso de
anticoagulantes (27% vs 12%; p 0.0001). En un análisis multivariado: la edad > 80 años, la PP > 60
mmHg al ingreso, la TFG < 60 ml /min/1,73 m2 y la FA pre-ACV fueron predictores de mayor riesgo
de TH.
Conclusiones:
La TH se relacionó con la severidad de la enfermedad vascular y la edad. Identificar
los pacientes de riesgo para la misma, es esencial al momento de definir el inicio de la terapia
antitrombótica.
237- ENFERMEDAD RENAL CRÓNICA Y LESION MICROVASCULAR PREVIA EN PACIENTES CON ACV
Hospital Italiano de Buenos Aires
Balian N1, Pigretti S1, Zurrú MC1, Alonzo C2, Brescacín L2, Waisman G2, Cristiano E1. 1 Servicio de
Neurología. 2 Servicio de Clínica Médica.
Introducción y objetivos:
La enfermedad microvascular cerebral (EMV) y renal comparten un
proceso fisiopatológico común, en función de una similitud en los mecanismos hemodinámicos y
estructurales de las arteriolas de ambos lechos. Nuestro objetivo es evaluar la relación entre la
EMV y la tasa de filtrado glomerular (TFG) en una cohorte de pacientes con ACV isquémico (ACVi).
Material y Métodos:
Estudio prospectivo de pacientes con ACVi. Se analizaron datos
demográficos, factores de riesgo vascular y EMV cerebral en la resonancia magnética (RM) de
ingreso. De acuerdo a la TFG se determinaron 3 grupos utilizando la fórmula de Cockroft-Gault:
>60, 30-60 y <30 ml/min/1.73 m2. Las hiperintensidades de la sustancia blanca (HSB) subcorticales
y profundas fueron clasificadas de acuerdo a la escala visual de Fazekas como de bajo grado (0-1) y
alto grado (2-3); los infartos cerebrales silentes (ICS) como lacunares y no lacunares. Los
microsangrados (MS) fueron analizados como variables dicotómicas. Criterios de exclusión: Ataque
isquémico transitorio y pacientes sin RM.
Resultados:
se incluyeron 808 pacientes (edad media 77±11 años, 59% mujeres). La TFG se
relacionó inversamente con la edad (70±11, 83±6, 85±8 años; p 0.0001), sexo femenino (48%,
69%, 66%; p 0.001), hipertensión (76%, 89%, 91%; p 0.0001) y la prevalencia de FA (16%, 21%,
34%; p 0.08). La presencia de HSB subcortical grado 2-3 de Fazekas, los MS y los ICS se asociaron a
una caída significativa de la TFG.
Conclusiones:
una TFG disminuída es marcadora de enfermedad de pequeña arteria no sólo a
nivel renal sino también cerebral. Dado que la enfermedad de pequeño vaso es un trastorno
sistémico, la evidencia de impacto en un órgano podría sugerir daño en otro.