Página 219 - Suplemento 16 Congreso Argentino de Neurología

Versión de HTML Básico

desde la infancia. RM: isquemia crónica en ambas coronas radiatas. ARM: normal. ETE: FOP con
shunt derecha-izquierda. Fue evaluado por cardiología que indicó el cierre del defecto, luego de lo
cual el paciente resolvió el aura. Actualmente un episodio de migraña por mes (sin aura). Caso 3:
Mujer de 44 años. MCA visual desde la adolescencia. A los síntomas visuales agrega
posteriormente hemiparesia y disartria reversibles. RM y ARM normales. ETE: FOP con Shunt. Por
presentar poca respuesta al tratamiento farmacológico y episodios de déficit motor cada vez más
prolongados se decidió el cierre del FOP. Actualmente sin componente motor, con un episodio de
MCA mensual.
Conclusiones:
La presencia de FOP parece tener un rol causal en la fisiopatogenia del aura, y si
bien la indicación de su pesquisa es controvertida en pacientes sin antecedentes de infarto, podría
ser importante en sujetos con MCA y particularmente en aquellos con MHE, en quienes el cierre
percutáneo del FOP podría representar una opción terapéutica, además de evitar complicaciones
como el infarto migrañoso.
274- TRATAMIENTO DE CEFALEAS CRÓNICAS EN ÁMBITO DE INTERNACIÓN
Hospital Italiano de Buenos Aires
Martin Bertuzzi, F; Doctorovich, D; Quintas, MS; Cristiano, E.
Introducción y objetivos:
El tratamiento de cefaleas en el ámbito de internación es una
herramienta muy útil en los casos refractarios. Hay pocos estudios y mucha variabilidad en los
esquemas de tratamiento utilizados. Nuestro objetivo es describir retrospectivamente los
esquemas y resultados de pacientes internados en nuestro Servicio.
Material y Métodos:
Se revisaron historias clínicas de 18 internaciones (15 pacientes) entre enero
2014 y mayo 2016. Se registraron datos de tipo de cefalea, medicaciones utilizadas y respuesta.
Resultados:
El 66% eran mujeres, la edad promedio fue de 47,4±32 años. El motivo de internación
fue migraña crónica en 83%(n=15), cefalea diaria persistente de novo (NDPH) en 11%(n=2) y status
migrañoso en 5%(n=1). El 83% cumplían criterios de abuso de medicación analgésica (46,7% a
analgésicos no esteroideos, 33,3% a ergotamina y 20% a opioides). El tiempo promedio de
internación fue de 4,3±3,9 días. Las medicaciones indicadas fueron: magnesio en el 88,9%(n=16),
valproato en 72,2%(n=13), metoclorpramida en 66,7%(n=12), dexametasona en 50%(n=9),
clorpromazina en 38,9%(n=7). Una paciente se aplicó Botox®. Dos pacientes tuvieron efectos
adversos (rash por valproato y diarrea por magnesio). Dos pacientes no tuvieron seguimiento. El
31,3% presentó una mejoría de >50%, el 43,7% mejoró parcialmente y el 25% negó cambios. Los
pacientes que respondieron tenían más frecuentemente indicado ácido valproico y clorpromazina,
así como dosis menores de magnesio, dexametasona y metoclorpramida.
Conclusiones:
Las cefaleas crónicas refractarias causan gran discapacidad y el tratamiento en
internación es una herramienta útil y segura en su manejo. En nuestros pacientes, hay una
respuesta favorable en la mayoría sin efectos adversos significativos. Es necesario más estudios
que prueben distintos esquemas y dosis para integrar un tratamiento adecuado.