Página 235 - Suplemento 16 Congreso Argentino de Neurología

Versión de HTML Básico

complicaciones, mientras que del segundo, 4 pacientes presentaron como complicación inmediata
parestesias dolorosas en miembros inferiores, durante la realización del procedimiento, y 2
refirieron cefalea post-punción como complicación mediata. Ambos efectos leves y transitorios.
Resultados:
Las complicaciones neurológicas evidenciadas, estuvieron relacionadas con el
procedimiento de administración, pero no con las drogas, ya que no se registraron complicaciones
a largo plazo por toxicidad de las mismas, ni por la patología de base.
Conclusiones:
Por lo cual, podemos concluir, que el esquema terapéutico con dexametasona,
metotrexate y citarabina, mediante la QI, empleado en la profilaxis de la carcinomatosis meníngea,
demuestra gran efectividad y seguridad, alcanzando los objetivos del tratamiento con una buena
tolerabilidad.
295- PARAPARESIA COMO MANIFESTACION INICIAL EN EL LINFOMA DE HODGKIN. REPORTE DE
CASOS
Hospital Provincial del Centenario
Banfi, Néstor Raúl; Paz, Maria Laura; Quartara, Alicia
Introducción y objetivos:
Los linfomas constituyen un grupo heterogéneo de trastornos
neoplásicos del sistema linforreticular capaz de manifestarse con sintomatología variable de
acuerdo al sitio de localización. Afectan con mayor frecuencia al sexo masculino, presentado dos
picos de incidencia, entre los 20 y 30 años y entre los 55 y 65 años. Su característica primordial
radica en la proliferación de células anómalas capaces de constituir verdaderos nódulos linfáticos
paravertebrales, pudiendo causar compresión medular aguda por extensión a través de los
agujeros intervertebrales (AI).Presentar dos casos de paraparesia secundaria a compresión
medular y la importancia de incluir los linfomas en los diagnósticos diferenciales a pesar de la baja
frecuencia en esta localización.
Material y Métodos:
Presentamos dos casos clínicos. 1) Paciente varón, 62 años sin antecedentes
de jerarquía, con reiteradas consultas por episodios de parestesias, hormigueos y debilidad
progresiva en miembros inferiores de 18 meses de evolución sin otra sintomatología
concomitante. 2) Paciente varón de 28 años con paraparesia progresiva, nivel sensitivo y
alteración esfinteriana de 3 meses de evolución. La RMI en ambos casos confirmó la presencia de
lesión tipo nodular difusa infiltrante paravertebral extradural con extensión hacia la médula a
través de los AI.
Resultados:
Se realizó corticoterapia, neurocirugía descompresiva y toma de muestra para biopsia,
la cual fue estudiada con técnica de hematoxilina-eosina, e inmunohistoquímica, donde se observó
la presencia de células de Reed Sternberg acompañada de linfocitos pequeños.
Conclusiones:
Si bien la paraparesia no es la presentación más frecuente de los linfomas debe
considerarse dentro de los diagnósticos diferenciales de los síndromes de compresión medular,
sobretodo en pacientes de este rango etario y cuya sintomatología es clínicamente solapada. La