Página 287 - Suplemento 16 Congreso Argentino de Neurología

Versión de HTML Básico

ocurriendo espontáneamente o como extensión de DACI extracraneal. Constituye un verdadero
desafío diagnóstico por su localización inusual. Describimos el caso de una DACII y revisamos la
literatura.
Material y Métodos:
Paciente masculino de 40 años, con antecedentes de HTA, tabaquismo,
migraña y cuadro reciente de infección de vías áreas superiores (CVAS). Comienza con dolor
periorbitario izquierdo irradiado a mandíbula homolateral, sin respuesta a AINES. Agrega 24 horas
después, ptosis palpebral izquierda. Examen neurológico de ingreso: Síndrome de Horner (SH)
izquierdo, sin otras alteraciones focales. RM de cerebro con angiorresonancia de vasos de cuello y
polígono de Willis: signo de semiluna con estenosis de la ACI intrapetrosa y difusión negativa. En
tratamiento con aspirina 100mg/día evoluciona con empeoramiento de la cefalea por lo que se
realiza angiografía digital que descarta complicaciones asociadas y confirma DACII. Egresa al sexto
día con mejoría parcial de la cefalea (que persistió durante 2 semanas) sin presentar eventos
isquémicos (EI).
Resultados:
De los trece casos sólo 4 fueron varones. Dos tenían antecedentes de CVAS, al igual
que nuestro paciente. Ocho presentaron cefalea de difícil manejo y 4 SH. A diferencia de nuestro
caso, 6 pacientes sufrieron EI, nueve fueron anticoagulados y un paciente falleció por progresión
de la DACII y ruptura de pseudoaneurisma. Nuestro paciente con antiplaquetarios evolucionó sin
EI.
Conclusiones:
La disección de la arteria carótida interna a nivel intrapetroso es una condición
difícil de confirmar por imágenes y puede pasar desapercibida si no se realizan los estudios
dirigidos para ello. El tratamiento antiagregante es una alternativa válida para su manejo.
363- ROL DE FIBRILACIÓN AURICULAR PAROXÍSTICA (FAP), EN ACV ISQUÉMICO (ACVI) EN
MAYORES DE 65 AÑOS EN RITMO SINUSAL, VARIABLES PREDICTIVAS
Servicio de Clínica médica. Complejo médico Policial Churruca Visca
Benassi Marcelo D, Guiraud Francisco, Arenas Mariano, Fernández Sabrina, Barillaro German,
Martinez Guillermo.
Introducción y objetivos:
Determinar, la asociación entre FAP y ACVI de etiología no probada, en
>de 65 a. Determinar si existe algún parámetro como predictor (VP) de evento vascular.
Material y Métodos:
Se estudiaron una (P) de 27 ptes (10 M y 17 F) edad 80,81 +- 6,7a. Se
comparó con una P sana de iguales características. Se les realizo, ECG de 12 derivaciones,
ecodoppler de vasos de cuello, Electrocardiograma de Holter 3 canales de 24 hs, TAC o RMN y
Ecocardiograma bidimensional, para descartar patología embolígena. Se analizaron las variable
cuantitativas (VCT) mediante X y DS, y las variables cualitativas 8VCL), con prueba Chi 2, cálculo de
probabilidad (p), sensibilidad (S), especificidad (E), valor Predictivo + y – (VP+, VP-).
Resultados:
Se encontró, 23 p con episodios de FA paroxística, 50% HTA, 20 %Diabetes II, y 30 %
con patología vascular periférica y coronaria asociada, todos con índice de Chad Vas 2 entre 3 a 7
con un promedios de 5,2 +- 1,2. El análisis mostró una asociación FAP y ACVI, p de 0,0001 con una