Página 29 - Suplemento 16 Congreso Argentino de Neurología

Versión de HTML Básico

crisis epilépticas en la guardia de neurología.
Material y Métodos:
Se analizaron los datos de 165 consultas de guardia por sospecha de crisis
epiléptica o status registradas desde septiembre de 2015 hasta junio de 2016. Se dividieron los
pacientes en tres grupos. Grupo 1 (G1): pacientes con historia de epilepsia. Grupo 2 (G2): sin
historia de epilepsia, subdividido en 2a (G2a): crisis no provocadas y 2b (G2b): crisis sintomáticas
agudas. El grupo 3 (G3) fueron pacientes con otros diagnósticos finales. En todos los pacientes se
realizó al menos una neuroimagen de encéfalo.
Resultados:
La edad media fue de 51 años (rango 16-96; DS: 20.9). G1: se incluyeron 65/165
pacientes (40%). El desencadenante identificado con mayor frecuencia fue infeccioso. G2: se
incorporaron 63/165 (38%) pacientes; de los cuales 39/63 en el G2a (61%) y el 24/63 (39%) en el
G2b; siendo en este último el desencadenante más frecuente la causa infecciosa G3: El 27%
(45/165) tuvieron otros diagnósticos, siendo síncope el más frecuente. De los pacientes de los
grupos G1 y G2; la comorbilidad más asociada fue ACV (27,5%), sucedida de tumores de SNC
(17,5%). Se realizó resonancia magnética de encéfalo y electroencefalograma en el 71 % y 77% de
los 120 pacientes del G1 y G2, mostrando lesión epileptógena el 45 % y actividad epileptiforme en
el 35%.
Conclusiones:
El análisis epidemiológico de nuestra población reviste de suma importancia, dado
la escasa bibliografía con datos nacionales. Esta información nos podría permitir el desarrollo de
dispositivos de atención en la emergencia médica adecuados a las necesidades más prevalentes en
nuestro medio, que optimicen el uso de recursos y permitan abordar a un adecuado diagnóstico.
37- PRIMERA CRISIS NO PROVOCADA Y EVOLUCIÓN A EPILEPSIA
Instituto de Neurología y Neurocirugía Sanatorio de Los Arcos
Garino EA, Ballesteros D, Giacchino A, Imhoff G., Zuberbuhler P., Leiguarda R., Consalvo DE.
Introducción y objetivos:
El manejo del paciente con crisis no provocada sigue siendo un desafío
en la actualidad, ya que según la nueva clasificación de la ILAE en muchos de estos pacientes
puede diagnosticarse epilepsia con una sola crisis. Es imperativo conocer cuáles son las
características epidemiológicas de nuestra población para establecer cuál es la probabilidad de
recurrencia y optimizar el abordaje terapéutico.
Material y Métodos:
Se analizaron 40 historias clínicas de pacientes con crisis no provocadas, sin
diagnóstico previo de epilepsia, reclutados desde septiembre de 2015 a junio de 2016. Se
analizaron antecedentes, semiología de crisis, desencadenantes y diagnóstico final. Todos los
pacientes tuvieron al menos una neuroimagen, realizándose resonancia magnética (IRM) en 28
pacientes y tomografía axial computada (TAC) en 38. Se realizó EEG en 34/40 pacientes
Resultados:
La media de edad de los pacientes fue 52 (DS 20). El 50% (19/38) de pacientes con
TAC mostró lesión epileptógena. El 57% (16/28) de pacientes con IRM presentó lesión
epileptógena. De aquellos en los que se realizó EEG (34), el 41% (14) mostró actividad